Spanish Arabic Dutch English French German Italian Japanese Russian

Una historia de 200 años

Desde su fundación y durante el siglo XIX la actividad era la propia del gremio de cereros y (ceras, cirios, antorchas y velas para el culto y el alumbrado de los hogares), confiteros y chocolateros. A finales del siglo XIX se imponen nuevos productos que devienen fundamentales en la historia de Manterola: los turrones y las pastas.

En el sótano del actual local de la calle zapatería se hacía el chocolate y el tostador de café estaba en el piso de arriba. Al aumentar la actividad industrial, se amplió y trasladó la fábrica a la calle Tudela en torno a 1945.
Así, a mediados del siglo XX, Manterola se convierte en industria de chocolate y tostador de café, además de pastelería y almacén de coloniales al por mayor.

Actualmente, Manterola es una pastelería con obrador propio y artesanal, a cargo de Eduardo Manterola, donde se elaboran pastas de té, pastas de almendra y piñón, trufas, turrones de mazapán y un largo etcétera. De esta nueva etapa, hay que destacar el despegue del servicio de catering a cargo del prestigioso cocinero, ganador del premio de la semana del pincho, Jon Arriola.



Seis generaciones1810-

1ª Casa Manterola fue fundada en Pamplona en 1810 por Cándido López (1782-1862), perteneciente al gremio de cereros, confiteros y chocolateros.
Casado con Polonia Albar, tuvieron dos hijas: Trinidad y Tomasa López Albar.

2ª Tomasa López Albar, contrajo matrimonio con Gregorio Manterola Ábalos, originario de Aoiz. El matrimonio asumió la gestión de Casa Manterola en 1845, después de regentar durante cuatro años la casa del cerero de Echauri. Tuvieron seis hijos: Cándido (casado con Dionisia Escodín Yangüas), Rosario (casada con Floriano Ezcurra Labayen), Mª Cruz (casada con Alzola), Carmen, soltera, nacida en 1875 y fallecida en 1958, y finalmente, Zoilo, que emigró a América y falleció en 1932.

3ª Carmen Manterola López, hija de Gregorio Manterola y Tomasa López, se hace cargo del negocio al fallecer su padre. Era soltera y crió como una madre a sus sobrinos Antonio y Gregorio Manterola (hijos de su hermano Cándido y Dionisia Escodín), al quedar éstos huérfanos de madre. Fue una mujer bondadosa y elegante, además de una eficaz gestora.

4ª Antonio Manterola Escodín, hijo de Cándido Manterola y Dionisia Escodín, asume la dirección de Casa Manterola en 1938, sustituyendo a su tía Carmen Manterola López. Sus hermanos eran: Pedro, Gregorio, Carmen, Concha y Catalina.
Casado con Sagrario Martínez López, tuvieron cinco hijos: Carmen, José Antonio, Elena, María Jesús y Gregorio.

5ª José Antonio Manterola, hijo mayor, gestionó el negocio hasta su fallecimiento en 1985, habiéndose hecho cargo desde entonces su viuda, Rosa Aldaz, con quien tuvo siete hijos: Carmen, Sagrario, José Antonio, Mikel, Rosa, Eduardo y Pablo.

6ª Mikel y Eduardo Manterola Aldaz, hijos de José Antonio y Rosa, asumen la gestión del negocio en 2010, al cumplirse 200 años desde la fundación de Casa Manterola. Eduardo dirige el obrador y Mikel asume la gerencia.